Contradictory thoughts towards the end

「疲れた?」「うれしい?」「悲しい?」と、プロジェクトの終りが近づいた今日このごろ、何人かの人に聞かれたので、この長旅が終わる15日前に私たちの心境をちょっと書こうと思います。実際、すでにキャンピングカーを手放すのが寂しく感じています。1年間ここで寝泊まりをして生活をしてきました。小さいながらも私たちの家でした。そして、私たちの人生において特別な時期が終わろうとしていることにも少し寂しさを感じます。もちろん、日本はこれからも撮り続けるでしょうが、こんな形ではもう2度とできないでしょうから。

でも悲しいだけでなく、うれしくもあります。実際、とってもうれしいです。なぜ?というのは、日本全国を撮り下ろすという、ずっと夢みてきたことを成し遂げようとしているからです。困難もたくさんあったけど、なんとか成し遂げようとしています。雪、雨、猛暑、疲労にも関わらず、日本中を旅し、この素晴らしい国のいろんな顔を発見してきました。撮ってない場所は後1箇所だけ残っています。沖縄です。でも沖縄には飛行機で行きます。キャンピングカーで行きたいのは山々ですが、とっても遠いし、なによりも運賃(片道10万以上)が高すぎます。今の私たちには払えません。なので、数日後、キャンピングカーを福岡でついに返却し、そこから飛行機で行きます。

最後に、「疲れた?」という質問ですが。大声で言えます。「はい、すっごく疲れました!」写真を撮ってへとへとになって、その後、風呂を探して、寝床を探して、料理して、そこからもう少しコンピューター仕事して、、、という毎日に。でもキャラバン生活だけに疲れた訳ではありません。一番の疲れは、写真を撮って急いで次の目的地に移動という、ノンストップのライフスタイルからです。スケジュールを組んだのは私たちですが、ちょっとキツ過ぎました。好きな所で停まって、好きなだけ滞在して、気が向けば写真を撮る。そんな事が出来たらなんと良かったことでしょう!多くの人の想像に反して、この1年は気軽な旅行でもなければ、ヒッピーな旅でもなければ、日常生活からのブレイクでもありませんでした。私たちは働く為にここに来、日本を1年間可能な限り撮るという目的で一生懸命働きました。

そして今、350日が過ぎた今、普通の生活に戻る事を楽しみにしています。そして2011年1月1日から、このプロジェクトは次のステップに移ります。「JPP写真集を出す」という私たちの最終目標に一番大切な段階に入りるのです。

Estem cansats? Estem contents? Estem tristos? Recentment algunes persones ens han preguntat com ens sentim en aquest moment, així que he pensat que estaria bé descriure els nostres sentiments 15 dies abans del final d’aquest llarg viatge. La veritat és que, quan m’aturo un segon i faig un cop d’ull a la nostra autocaravana, ja la començo a trobar a faltar. Aquesta caravana ha estat la nostra casa durant un any, una casa diminuta, però tot i així la nostra llar. Així que sí, estem una mica tristos, perquè sabem que un període molt especial de la nostra vida està arribant a la seva fi. Probablement seguirem fotografiant Japó durant els propers anys, però no d’aquesta manera, no d’aquesta manera tan còmoda, tan convenient.

Però no només estem tristos, també estem contents. De fet, estem molt, molt contents. Per què? Doncs perquè hem aconseguit dur a terme un somni que va començar fa molt de temps. Malgrat tots els moments difícils pels que hem passat, al final hem aconseguit la major part dels nostres objectius. Malgrat la neu, la pluja, la calor i el cansament, hem viatjat per tot el país, descobrint les infinites cares d’aquest meravellós país que és Japó. Però encara queda un lloc per visitar, per tenir una visió completa del país del sol naixent, i aquest lloc és Okinawa. Tornarem l’autocaravana en un parell de dies per després volar a Naha. Ens hauria agradat visitar Okinawa amb l’autocaravana, però el trajecte en vaixell era massa llarg (24 hores) i el més important, massa car, (1.000 € per trajecte). Una despesa excessiva per a nosaltres en aquest moment de l’any.

Finalment, estem cansats? Ara que ja hem gairebé acabat, podem dir-ho en veu alta: sí, estem esgotats! Estem cansats de buscar un lloc on prendre un bany, un lloc on dormir, un lloc on treballar. Però no només estem cansats de la vida d’autocaravaneros. Estem principalment cansats de córrer constantment, de fotografiar a corre-cuita per avançar cap al pròxim destí. Nosaltres mateixos vam dissenyar un calendari que ha demostrat ser molt atapeït. Hauria estat genial poder aturar-nos en tots els llocs que ens han agradat, poder ser-hi tot el temps que haguéssim volgut. Però no som rics, no ens podem permetre un viatge sense destí, un viatge amb final incert. Contràriament al que molts pensaven, aquest no ha estat un any sabàtic, un viatge hippie, un descans de la nostra vida quotidiana. Vam venir a treballar i hem treballat molt dur per arribar al nostre objectiu.

Crec que ara, després de 350 dies a la carretera i de treballar la major part del temps, somiem amb una vida normal, encara que sigui només per un parell de mesos! Quan les coses duren massa temps ja no són tan bones. Els canvis són essencials per gaudir de la vida. Des de l’1 de gener canviarem radicalment de vida, amb la vista posada en el nostre últim gran repte, el nostre objectiu final: la publicació del llibre de JPP!

Are we tired? Are we happy? Are we sad? Recently some people have asked us how we feel at this point. So, I am going to describe our feelings 15 days before the end of this long trip. The truth is that I already start missing our motor home. This camping car has been our home for a year. It is a tinny house, but still our place. So yes, we are kind of sad because we know that a special period of our life is coming to an end. We will keep photographing Japan during the following years, but not this way, not in this way.

But we are not only sad. We are also happy. In fact we are very very happy. Why? Because we are accomplishing our dream that started long ago, to document Japan. Despite all the difficult moments that we have gone through, we have finally almost accomplished our goals. Despite the snow, the rain, the heat and the tiredness, we have traveled all over the country, discovering the endless faces of this amazing country. Although one place is left to photograph for this project, which is Okinawa. We are returning the motor home in a few days, then we will fly to Naha city, Okinawa. We wanted to visit Okinawa by our motor home, but the ferry was way too long (24 hours) and most importantly, way too expensive, (1,000€ each way). It is completely unaffordable for us at this point of our project.

Finally,  are we tired? Now that we are almost done, we can say it out loud: Yes we are deadly tired! We are tired of looking for a place to take a bath and to sleep after working hard everyday. But not only tired of motor home life. We are mainly tired of rushing all the time, of taking pictures and moving to the next destinations. We, ourselves, designed a schedule that has been proved to be too tight. It would have been nice to be able to stop wherever we wanted for as long as we wanted. Contrary to what many people thought, this wasn’t a year off, a hippy trip, a break from our daily life. We came to work and we have worked really hard to make it to our goal, to document Japan as much as we can for one year.

We think now, after 350 days on the road and working most of the time, we are looking forward to going back to a normal life. And from the first of January 2011, our project will move on to the next phase, the most important phase to accomplish our final goal: to publish the JPP book!

¿Estamos cansados? ¿Estamos contentos? ¿Estamos tristes? Recientemente algunas personas nos han preguntado cómo nos sentimos en este momento, así que he pensado que estaría bien describir nuestros sentimientos 15 días antes del final de este largo viaje. La verdad es que, cuando me detengo un segundo y echo un vistazo a nuestra autocaravana, ya la empiezo a echar de menos. Esta caravana ha sido nuestra casa durante un año, una casa diminuta, pero aún así nuestro hogar. Así que sí, estamos un poco tristes, porque sabemos que un período muy especial de nuestra vida está llegando a su fin. Probablemente vamos a seguir fotografiando Japón durante los próximos años, pero no de esta manera, no de esta manera tan cómoda.

Pero no sólo estamos tristes, también estamos contentos. De hecho, estamos muy, muy contentos. ¿Por qué? Pues porqué hemos logrado llevar a cabo un sueño que empezó hace mucho tiempo. A pesar de todos los momentos difíciles por los que hemos pasado, al final hemos logrado la mayor parte de nuestros objetivos. A pesar de la nieve, la lluvia, el calor y el cansancio, hemos viajado por todo el país, descubriendo las infinitas caras de este maravilloso país que es Japón. Pero aún queda un sitio por visitar, para tener una visión completa del país del sol naciente, y este lugar es Okinawa. Devolveremos la autocaravana en un par de días para luego volar a Naha. Nos hubiera gustado visitar Okinawa con la autocaravana, pero el trayecto en barco era demasiado largo (24 horas) y lo más importante, demasiado caro, (1.000 € por trayecto). Un gasto excesivo para nosotros en este momento del año.

Por último, ¿estamos cansados? Ahora que ya hemos casi terminado, podemos decirlo en voz alta: ¡sí, estamos agotados! Estamos cansados de buscar un lugar donde tomar un baño, un lugar para dormir, un lugar para trabajar. Pero no sólo estamos cansados de la vida de autocaravaneros. Estamos principalmente cansados de correr todo el tiempo, de fotografiar a toda prisa para avanzar hacia la próxima destinación. Nosotros mismos diseñamos un calendario que ha demostrado ser muy apretado. Hubiera sido genial poder detenernos en todos los lugares que nos han gustado, poder estar ahí todo el tiempo que hubiéramos querido. Pero no somos ricos, no podemos permitirnos un viaje sin destino, un viaje con final incierto. Contrariamente a lo que muchos pensaban, este no ha sido un año sabático, un viaje hippie, un descanso de nuestra vida cotidiana. Vinimos a trabajar y hemos trabajado muy duro para llegar a nuestra meta.

Creo que ahora, después de 350 días en la carretera y de trabajar la mayor parte del tiempo, soñamos con una vida normal, aunque sea sólo por un par de meses! Cuando las cosas duran demasiado tiempo ya no son tan buenas. Los cambios son esenciales para disfrutar de la vida. Desde el 1 de enero cambiaremos radicalmente de vida, con la vista puesta en nuestro último reto, nuestro objetivo final: la publicación del libro de JPP!