Wild Japan!

先日、高野山にてキャンピングカーで昼食をとっていると、いきなりスピーカーからアナウンスがありました。(なぜか、日本には多くの所に街頭スピーカーがあります。)『近くの森で1メートル程の熊が発見されました。森を歩かれる方は十分気をつけて下さい。』と。これを聞いてびっくりして怖くなりました。山歩きをしていて熊に出会ったらどうしたらいいのでしょう?JPPを始めて以来、熊の肉料理をするレストラン、熊の猟が盛んな場所なども通って来ましたが、また再び熊が近くに、、、、前も言ったけど、日本は想像以上のワイルドな国!

L’altre dia estàvem dinant a l’autocaravana a Koyasan, quan de repent una veu de dona va començar a parlar pels altaveus. (Per alguna raó, a Japó hi ha altaveus per tot arreu, quan menys t’ho esperes pot començar a sonar una sintonia o hi pot haver un avís). L’anunci d’aquell dia deia així: “Avui hem vist un ós d’un metre d’alçada als boscs del voltant. Si us plau, aneu amb compte si camineu per la muntanya”. Jo em vaig quedar de pedre. Què dimonis se suposava que havies de fer si et trobaves un ós d’un metre? Des que vam començar el viatge hem vist restaurants on servien carn d’ós, hem passat per terres de caçadors d’óssos i, segons l’anunci de l’altre dia, fins i tot sembla que hem estat a prop de trobar-nos-en un. Una vegada més, Japó sembla ser un país molt més salvatge del que hagués imaginat mai!

The other day, we were having lunch in our motor home in Koyasan. All of a suden, a warning came from the speakers on the street. (For some reason, in Japan there are speakers in many places). Here is what the announcement said: “A bear of 1 meter tall has been seen in the forest nearby. So please be careful when you walk in the woods”. I was surprised and scared. What are you supposed to do if you did find a bear in front of you while walking in the mountain? Since we started this trip we have seen restaurants that serves bear meat, and we have gone through bear hunter’s land…. and again it looks like we came close to some bears. As I have said before in this blog, Japan is a wilder country than I would have ever expected!

El otro día estábamos comiendo en la autocaravana en Koyasan, cuando de repente una voz de mujer empezó a hablar por los altavoces. (Por alguna razón, en Japón hay altavoces en todas partes, y cuando menos te lo esperas puede empezar a sonar una sintonía o puede haber un aviso). El anuncio de aquel día decía así: “Hoy hemos visto un oso de un metro de altura por los bosques de los alrededores. Por favor, vayan con cuidado si caminan por la montaña”. Yo me quedé de piedra ¿Qué demonios se suponía que tenías que hacer si te encontrabas con un oso de un metro? Desde que empezamos el viaje hemos vistos restaurantes que servían carne de oso, hemos pasado por tierras de cazadores de osos y, según el aviso del otro día, incluso parece que hayamos estado cerca de encontrarnos con uno. ¡Una vez más, Japón parece ser un país mucho más salvaje de lo que nunca me hubiera imaginado!